¿Cuáles son los pasos para hacer un análisis de empresas?

Publicado en por Onofre Muñoz

El análisis DAFO consiste en el estudio interno de los puntos fuertes y débiles de la empresa (fortalezas y debilidades), así como el entorno externo mediante las oportunidades y amenazas que se les presenta a aquella.

Análisis de empresas

Para analizar la situación de una empresa, se deberán estudiar los distintos aspectos que rodean a la empresa. Así, en primer lugar, se examinará su situación económico-financiera a través del visionado y análisis de las cuentas anuales, posteriormente y siempre que se tenga acceso a él, podrá revisarse la información contenida en el análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades), finalmente, se estudiará la parte 'no visible' de la empresa mediante la cartera de clientes e imagen de la marca.

Información patrimonial

La información patrimonial de la empresa es suministrada a través de las distintas cuentas, las cuales, se elaboran anualmente mediante los datos recogidos a lo largo de un ejercicio económico.

Estos estados contables son el balance de situación (estructurado en activo, pasivo y patrimonio neto), el estado de cambios del patrimonio neto, el estado de pérdidas y ganancias (refleja la distribución de ingresos y gastos y el resultado del ejercicio) y la memoria (información adicional de las cuentas anuales).

A través de los mencionados estados, se podrán conocer, entre otros aspectos, el nivel de endeudamiento de la empresa, los inmuebles que posee, la cantidad de capital social o los activos que son financiados con recursos propios.

Debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades

El análisis DAFO consiste en estudiar el entorno de la empresa y especificar cuales son las debilidades (puntos débiles de la empresa) y fortalezas (puntos fuertes) con los que cuenta aquella.

Asimismo, al analizar el entorno se vislumbrarán las amenazas y oportunidades que se les presenta, debiendo, en base a ellas, planificar unas estrategias u otras.

Cartera de clientes

Por último, se tendrá que analizar la parte 'no visible' de la empresa mediante la recopilación de datos acerca de la cartera de clientes de la empresa y la imagen de su marca. Ello podrá dar un valor añadido a la empresa al margen del mostrado en las cuentas anuales.

Raising The Bar

Comentar este post